sábado, 20 de mayo de 2017

0

Tarta Harry Potter

Esta tarta fue un encargo muy especial para una alumna mía a la que tengo mucho cariño. Además, la "snitch" (bola dorada con alas, de la que Harry Potter se sirve para jugar al Quidditch en la película), la hizo su hermana menor, por lo que eso la hace más especial aún.


Por si nunca habéis hecho una tarta de este tipo, os voy a ir poniendo los pasos por si os apetece iniciaros en este mundillo de las tartas fondant...¡animáos, es muy divertido!

Primero tenemos que hacer el bizcocho. Para ello necesitamos los siguientes ingredientes:

-1 yogur natural
-3 huevos
-2 medidas de vaso de yogur de azúcar
-1 medida de vaso de yogur de aceite vegetal suave
-3 medidas de vaso de yogur de harina de trigo
-1 sobrecito de levadura
-Si queréis, podéis añadir alguna esencia, ralladura de limón, canela, etc...Yo le añadí esencia de tarta de princesa:
 Ingredientes para la buttercream:
-300 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
-300 gr. de azúcar glass
Mezclamos los dos ingredientes batiendo muy bien y reservamos. No lo guardéis en la nevera, lo necesitamos con textura de crema. Reservamos.

Ingredientes para el relleno (ganaché de chocolate):
-300 gr. de chocolate con leche.
-200 ml. de nata para montar

Llevamos a ebullición la nata y entonces la apartamos del fuego. Añadimos el chocolate troceado y removemos hasta que quede bien integrado. Cuando se enfríe un poco lo metemos en la nevera. Mientras tanto vamos haciendo el bizcocho.

Preparación del bizcocho:
1) Batimos los huevos y el azúcar. Mezclamos bien.

2) Añadimos el yogur y el aceite. Seguimos batiendo.

3) Incorporamos la harina y la levadura juntas y tamizadas. Seguimos batiendo bien hasta que se integre.
4) Por último, añadimos la esencia (o ralladura de limón, canela, etc., lo que queráis) y mezclamos.
5) Engrasamos bien el molde del bizcocho, bien con mantequilla y un poco de harina o con un spray desmoldeante (esto último es lo que yo uso).
6) Vertemos la mezcla en el molde con cuidado.

7) Para que al bizcocho no le salgan "jorobas", tengo un truquillo: le pongo un trapo húmedo alrededor.
8) Primero lo humedezco un poco y luego lo pongo alrededor con ayuda de un imperdible. Ahora ya está listo para ser horneado. Yo lo tuve en el horno durante 55 minutos a 170º con ventilador (si tenéis ventilador y calor sólo por debajo, mejor).
9) Cuando el bizcocho ya está hecho, tenéis que lonchearlo (como cuando abrís el pan para hacer un bocata). Yo lo corté dos veces, así que quedó el bizcocho dividido en tres partes.

10) Apartamos la parte que será la base de la tarta. Preparamos un almíbar con igual cantidad de agua y azúcar (es simplemente calentar el agua y disolver el azúcar) y empapamos la base de la tarta un poco.
11) Ahora vamos con otro truquito. Para que el relleno no se nos salga al montar la tarta, vamos a hacer una especie de "barrera". Metemos en una manga pastelera parte de la buttercream y vamos a utilizarla para hacer un "cerco" en el bizcocho (la mía era de color rosa porque la mezclé con chicle en pasta, jejeje, pero el color original es amarillo claro).


12) Ahora ponemos ganaché en otra manga pastelera y rellenamos dentro del círculo de buttercream:

13) Repetimos el proceso con la siguiente parte del bizcocho. Así tendremos dos partes con relleno y una sin nada (la que servirá de "tapa", esto es, la parte de arriba de la tarta). Metemos esas dos mitades con relleno en la nevera para que la buttercream se endurezca un poquito.

  14) Al cabo de media hora las sacamos de la nevera y montamos la tarta.
15) Ahora vamos con el proceso del "crumb coating". Esto se hace para "atrapar" aquellas migajas que podrían estropearnos la tarta y como primer paso para alisar bien la superficie de la tarta. De este modo, al forrarla con fondant, quedará mucho más bonita, sin grumos ni irregularidades.
Cogemos un poco de buttercream y, con ayuda de una espátula larga, cubrimos la tarta y la dejamos lo más lisa posible (os recomiendo usar una base giratoria o, en su defecto, un estante giratorio de Ikea, jajaja, que es más económico y nos sirve igual).

16) Es normal que se salga un poco de relleno y se mezcle con la buttercream. No pasa nada, ya que esto no se va a ver. Ahora, la metemos al frigo un par de horas.
17) Cuando la saquemos de la nevera (ya os digo, un par de horitas será suficiente), le damos una segunda capa de buttercream. Veréis que el aspecto mejora bastante. Entonces la metemos de nuevo al frigo otras dos horas más o menos.
18) Pasado este tiempo, ya podemos empezar a forrarla con el fondant. Necesitamos unos 500 gr. de fondant para esta tarta de 18 cm. de diámetro y 9 cm. de altura. Nos sobrará un poco, pero para forrarla siempre necesitamos un poquito más.

19) Amasamos el fondant para blandearlo con el calor de nuestras manos.
20) Para darle elasticidad y evitar la aparición de grietas, podemos untarlo con un poco de grasa vegetal. Yo uso "Crisco", que a mí me da muy buenos resultados.
21) Con un rodillo, vamos alisando el fondant sobre un mantel de plástico o silicona, para que no se pegue. Si veis que se pega, podéis espolvorear la mesa de trabajo con un poco de azúcar glass.
22) Ahora cubrimos la tarta con el fondant.
23) Con ayuda de un alisador de fondant y con el canto de la mano, vamos ajustando y alisando el fondant sobre la tarta.
24) Cortamos el excedente de fondant, para que nos sea más fácil ajustarlo.
25) Y ya está...¡ta chán! Aquí tenemos nuestra tarta forrada con fondant.




El resto os lo dejo a vosotros...Dejad volar vuestra imaginación y decorad la tarta a vuestro gusto. Espero que os sea útil y que os haya gustado. ¡Gracias por leerme! ¡Besitos!










sábado, 6 de mayo de 2017

0

Tarta de queso rápida

Como siempre, me pilla el toro...Mañana es el día de la madre y vamos a comer en familia. Quería hacer alguna tarta, pero me lío, me lío y estas son las horas que no había hecho nada de nada. Hace tiempo hice una tarta de queso que recuerdo salió muy rica y que no me llevó mucho tiempo. Lleva poquitos ingredientes y fáciles de encontrar. ¿Qué más se puede pedir?
Así que esta tarde, en un ratín, me he puesto a hacerla y para mañana ya estará lista, ya que sólo necesita estar en el frigo para cuajar bien.

Os dejo la receta ;-)

Ingredientes:

-1 paquete de galletas maría
-200 gr. de mantequilla
-400 gr. de leche condensada
-250 gr. de queso crema
-zumo de dos limones

Elaboración:
1) En primer lugar, vamos a hacer la base de la tarta. Tenemos que machacar o picar las galletas muy bien.

2) Cuando queden casi como arenilla estarán listas.
3) Después derretimos la mantequilla en el microondas.
4) A continuación, añadimos la mantequilla a las galletas y mezclamos muy bien.
5) Cuando veamos que se queda hecho una especie de masa, ya estará lista.
6) Ahora la tenemos que poner en la base del molde.
7) Lo vamos aplastando contra el fondo para que quede bien compacto. Después lo podemos alisar un poco con ayuda de una espátula.
8) Una vez esté la base preparada, la reservamos y vamos con el resto de la tarta.
9) Batimos juntos el resto de ingredientes, esto es, la leche condensada, el queso crema y el zumo de los dos limones.
10) Cuando la mezcla esté hecha, la vertemos sobre la base que teníamos reservada.
11) Ahora la metemos al frigo durante la noche y al día siguiente ya habrá cuajado.
12) Podemos decorar con ralladura de limón antes de servir.












sábado, 15 de abril de 2017

0

Tutorial Conejito

Os dejo el tutorial de cómo hice el conejito de Pascua para los cupcakes. ¡Espero que os sea útil!

1. Primero tenemos que tener claro las partes del conejito: cabeza, cuerpo, patas, bracitos y orejas. Apartad un poquito de fondant para el hocico.
2. Después, antes de que se seque el fondant, debemos marcar los ojos y la boca con ayuda de una esteca de forma de "U". Una vez esté marcada la expresión, con dos bolitas le hacemos los mofletes u hocico y se los pegamos con pegamento comestible (en su defecto podéis utilizar un pincel humedecido con agua, pero que no gotee, si no podría estropearse el fondant).



3. Vamos a ir haciendo las orejas. Modelamos dos cilindros y los aplanamos un poco con los dedos. Después, hacemos dos cilindros de color rosa, pero más pequeños que los anteriores, que harán de interior de las orejas. Para que se adhieran bien los pegamos.



4. Ahora, la nariz, que es un corazón o bolita muy pequeña. Después, insertamos un palillo entre el cuerpo y la cabeza, para que queden unidos (y también podemos ponerle un poco de pegamento para que se sujete mejor).

5. A continuación, los brazos y los pies (el conejito no tiene "patas" en sí, son dos pies grandes que pegaremos en la parte de delante).


 6. Probadle las distintas partes del cuerpo antes de pegárselas, por si son demasiado grandes o pequeñas y, una vez nos guste como queda, entonces lo pegamos. Y...¡ta-chan!